La historia jurídica de los Cerros Orientales es un poco compleja. Intentando facilitar la navegación a través de los actos administrativos y las decisiones judiciales, hemos creado organizado esta cronología. En ella presentamos los hitos más importantes para entender esta historia, acompañados de algunos hechos relevantes para darles contexto. La historia se puede leer de manera lineal o puede ser filtrada para que sólo muestre los hechos, los actos o las decisiones.

marzo, 2015

Nace el Comité Interinstitucional para la verificación de las licencias urbanas

La polémica que desató la Resolución 228, por supuesto, fue candente. El nuevo perímetro no permitía cumplir con el fallo del Consejo de Estado, pues era imposible respetar los derechos adquiridos de los constructores si sus proyectos estaban en suelo rural. Por eso, el Distrito sacó el Decreto 100 de 2015, en el cual ordenó la creación de un comité, integrado por miembros de distintas instituciones, con el fin de verificar y certificar las licencias de los proyectos de urbanismo y construcción dentro de las distintas zonas de la reserva.

Documentos relacionados

Normas
marzo, 2015

El perímetro urbano de Bogotá se contrae 485 hectáreas

El Consejo de Estado, el Ministerio de Vivienda y otros entes nacionales se pronunciaron a favor de los derechos colectivos y, en esa medida, ordenaron proteger la reserva del 77. Pero también se pronunciaron a favor de los derechos legítimos que los constructores habían adquirido en consonancia con el Acuerdo 30, la Resolución 463, la Resolución 1582 y el Plan de Manejo de la CAR. El Distrito, sin embargo, sacó una resolución con la que impidió el cumplimiento de esos derechos adquiridos. Específicamente, la Resolución 228 de 2015. Con esa resolución le quitó 485 hectáreas al área urbana de Bogotá, de manera que los proyectos de los constructores quedan parados en suelo rural y las normas que rigen ese suelo son muy distintas de las urbanas. La consecuencia de eso es que los constructores no pueden terminar los proyectos de urbanización que hacían parte del acuerdo que habían firmado con el mismo Distrito.

¿Cómo hizo esto? Alegando que había inconsistencias cartográficas entre el perímetro urbano que delimitó el POT (Decreto 190 de 2004) y el que describía la Resolución 76 de 1977. Entonces, con el ánimo de precisar esa cartografía, propuso estos cambios. Pero esto dejaba barrios enteros, colegios y otras instituciones por fuera del suelo urbano. En este mapa se puede ver en detalle todo lo urbano que esta “precisión” dejó en suelo rural.

Documentos relacionados

Normas
junio, 2014

Decreto 222 de 2014

El fallo del Consejo de Estado parecía desatar el nudo legal de los Cerros. Sin embargo, el Distrito, cumpliendo con las órdenes de las acciones populares mencionadas, les prohibió de nuevo a los curadores dar licencias de construcción y urbanismo dentro de la reserva y de la franja de adecuación mientras no hubiera un plan de manejo. Todo esto a pesar de que la CAR ya había sacado plan de manejo en el 2006, a pesar de que el Consejo de Estado había ordenado levantar las medidas cautelares que suponían esta misma prohibición y a pesar de que esa prohibición desconocía que el Consejo de Estado había ordenado respetar los derechos adquiridos.

Legalmente, el problema de los Cerros se volvía a enredar con la Resolución 222 de 2013 que el Distrito sacó para ordenar estas prohibiciones.

Documentos relacionados

Normas
noviembre, 2013

El Consejo de Estado decide en Sala Plena

Desde la acción de cumplimiento del 2001, han pasado 12 años de demandas y alegatos, porque las cosas no son nada claras. Hay unos constructores que tienen todos sus papeles en orden, pero las medidas cautelares del Tribunal no los dejan continuar con sus proyectos. Además, la opinión pública cree que sus construcciones son ilegales y se lanza contra ellos. Era, pues, el momento para que el Consejo de Estado se pronunciara. Y así lo hizo.

En el 2013, en sala plena del Consejo y con votación casi unánime (uno salvó su voto, como dijimos en el video), se decide que debe respetarse el derecho colectivo y las resoluciones posteriores al Acuerdo 30 de 1976, es decir, que se debe respetar la reserva forestal creada 36 años atrás. Sin embargo, reconoce también que ha habido una historia social y legal en la montaña y que esta historia tiene una buena justificación y que ha sido planteada en los términos jurídicos correctos. Por tanto, el Consejo de Estado ordena respetar los derechos adquiridos (vea acá qué son los derechos adquiridos) que los constructores y otros particulares tienen en algunas áreas de la reserva, toda vez que esos derechos obedecieron a estudios técnicos, planes ambientales, decretos y resoluciones del mismo Distrito y de la Nación.

El responsable de la violación de los derechos colectivos a lo largo de todo este proceso, señalado por el Consejo de Estado, es el mismísimo Estado, pues no realizó las acciones pertinentes para proteger la reserva declarada en el 76.

Documentos relacionados

Acciones judiciales
septiembre, 2006

Fallo en primera instancia del Tribunal Superior de Bogotá

Las tensiones legales parecen resolverse en ese punto. El Tribunal Superior de Bogotá prohíbe modificar los límites de la reserva definidos en el Acuerdo 30 de 1976 y en la Resolución 76 de 1977. En ese sentido, las modificaciones que el POT de Bogotá (Decreto 619 de 2000) y que la Resolución 463 de 2005 habían hecho a los límites de la reserva quedan anuladas por este fallo. Eso implica reafirmar la prohibición a las Curadurías de expedir licencias de urbanismo, de construcción y de explotación de recursos naturales en la franja de adecuación y dentro de la reserva forestal.

Asimismo, ordena a la Nación y a la CAR dos cosas: adquirir los predios de la reserva y reubicar a las personas que se encuentren en las zonas de recuperación y que estén en riesgo.

Desde una perspectiva ambientalista, la medida puede parecer magnífica. Sin embargo, tiene unas consecuencias económicas nefastas. Y no sólo eso, también deja en riesgo la naturaleza, pues prohibir las construcciones que se proyectaron con el Acuerdo 6 es prohibir una estrategia pensada para la protección de la reserva. (En Lo social hablamos un poco sobre este tema.)

El fallo, por supuesto, fue apelado por el Ministerio de Ambiente, por la CAR y por otras asociaciones, con lo que sólo se complicaron más las tensiones legales.

Documentos relacionados

Acciones judiciales
abril, 2006

Adopción del plan de manejo ambiental

Mediante la Resolución 1141 de 2006, la CAR adoptó el Plan de manejo de la reserva forestal protectora Bosque Oriental de Bogotá. Allí se definían los proyectos y las estrategias necesarias para conservar, preservar, rehabilitar y recuperar los ecosistemas de la reserva de los Cerros. Incluía también las reglas de ordenamiento para las cuatro zonas que definió la Resolución 463 y para la franja de adecuación.

Concretamente, en las cuatro zonas de la reserva se permitía el aprovechamiento del paisaje, la investigación ambiental, la recreación pasiva, la instalación de infraestructura de servicios, restauración, regeneración o plantación de especies nativas, entre otras cosas. Y en la franja de adecuación se permitía la urbanización bajo unas condiciones específicas para amortiguar el efecto de la ciudad sobre la reserva.

Este documento, a su vez, tipificó los principales problemas de los Cerros: incendios forestales, zonas inestables, avalanchas, deforestación, pérdida de caudales, la ausencia de un inventario completo de fauna y flora, minería en 46 zonas de la reserva (muchas de ellas ilegales), barrios informales en zonas de alto riesgo, antenas de telecomunicaciones, actividad ecoturística sin regulación y, en general, problemas de orden administrativo que impedían garantizar la protección efectiva de la reserva.

Este plan de manejo sufriría un ajuste en el 2010.

Documentos relacionados

Normas
abril, 2006

Medidas para la defensa y protección de la reserva forestal protectora Bosque Oriental de Bogotá

Al año siguiente, el Decreto 122, cumpliendo con las sentencias del Tribunal Administrativo de Cundinamarca, ordena a los curadores no dar más licencias de urbanismo ni de construcción en los Cerros, al tiempo que exige revisar todas las licencias otorgadas en años previos para garantizar su validez.

Documentos relacionados

Normas
abril, 2006

Proyecto de Acuerdo 178 de 2006

Este proyecto busca, ante el Concejo de Bogotá, que se elabore un plan de desarrollo integrado y de manejo de los Cerros, que sirva como instrumento técnico y legal para definir qué se puede y qué se debe hacer en el suelo de la reserva forestal. Esta iniciativa no prosperó, pues nunca llegó a convertirse en acuerdo.

Descargar el documento (PDF – 180 KB).

PROYECTO DE ACUERDO 178 DE 2006.

«Por el cual se propone la elaboración, programación y ejecución de un plan de desarrollo integrado y de manejo de los cerros orientales de Bogotá D.C., con el fin de darle uso legal y técnico al suelo de este sector en predios del distrito capital, aprovechar sus condiciones y garantizar su protección ambiental y física y se dictan otras normas.»

I. EXPOSICIÓN DE MOTIVOS.

I-A. SOCIO-CULTURALES.

La existencia de muchas normas, la competencia de muchas entidades, el incumplimiento de compromisos para su reordenamiento, así como los grandes intereses económicos de los particulares, ha dado lugar a la invasión del territorio, el incorrecto uso del suelo y su depredación. Y como era de esperarse, que la corrupción haya hecho presa del manejo de las normas de los Cerros Orientales.

Como producto de toda esa improvisación está el hecho concreto de la existencia de asentamientos de desarrollos urbanísticos de estratos 1 y 2 sin legalización y por lo tanto sin servicios y con todas las demás carencias concomitantes, al lado de los también asentamientos de desarrollos urbanísticos de estrato 6 y «superiores» estos sí total y «excesivamente legalizados» y con los servicios correspondientes, así como también otros desarrollos urbanísticos que han tratado de dar cumplimiento a las confusas normas existentes, pero todos en una y otra forma realizando acciones contra los cerros, algunas veces irreparables.

Aparte y en forma aún más grave se encuentran las explotaciones mineras que ya han ejecutado obras de gran perjuicio ecológico quizás irreparables, otras en corrección y otras en agotamiento y ejecución de procesos de recuperación. Y lo mismo sucede con la explotación agrícola, que por lo menos en parte no es correspondiente a la calidad de la clasificación científica y técnica del sector como BOSQUES DE RESERVA DE PROTECCION.

Varios hechos resultan de este indefinido y oscuro panorama en el manejo del uso del suelo en los Cerros Orientales así:

Desprotección ocupacional y de vivienda de los estratos socio económicos 1, 2 y 3, y su consecuente mal desarrollo en todos los aspectos.

Superprotección y posible no transparencia en el manejo del uso del suelo a los estratos 6 y «superiores».

Depredación irreparable de zonas del sector.

Incorrectos procesos en las explotaciones mineras y agrícolas.

Incumplimiento de las entidades oficiales involucradas, caso de la no aprobación del POMCO (Plan de Ordenamiento y Manejo de los Cerros Orientales) de parte de la CAR, a pesar de habérsele entregado los borradores o proyectos de parte de las otras entidades y existir los convenios de elaboración correspondientes.

Indefinición de parte de las entidades de orden nacional en cuanto a su oposición a los intentos de normatización de parte de las entidades distritales.

Emisión de normas controvertibles sobre el uso del suelo en los bordes del territorio en comento (caso de las Resoluciones #s 463 y 519/05 del Ministerio del Medio Ambiente.).

Y la consecuente y resultante o casi obligada desatención a los Cerros Orientales por parte de la Administración Distrital.

Mientras tanto el Distrito Capital no cuenta con sitios de atracción turística natural, cultural, recreativa y especialmente educativa en forma organizada, segura y tecnificada a pesar de contar con recursos naturales que ninguna otra región del país posee.

De otra parte con la presencia de las autoridades en los sitios de impacto, se aleja la posibilidad de mal utilizar el suelo; razón por la cual en búsqueda de esta presencia y de las otras consideraciones anteriores, es que hacemos esta propuesta. Mientras tanto se podrá esperar que las entidades competentes definan las normas correspondientes.

Es de anotar que el Actual Proyecto tiene en cuenta las dificultades normativas existentes y en especial los problemas de delimitación de la zona, como quiera que es en este aparte donde se presentan los mayores problemas ya que la Nación, la CAR, y el mismo DACD, tienen cartografía diferente desde el punto de vista técnico (escalas y otros), en cuanto al trazado de limites cartográficos de las zonas de Reserva Forestal. Inicialmente, usaremos la Cartografía del DACD, esperamos que el ministerio en su oportunidad suministre la que actualmente desarrolla en convenio con el IGAC, y el DACD., actualice la presente.

I-B. FUNDAMENTOS JURÍDICOS

Partiendo del concepto Constitucional de Estado Social de Derecho, se encuentra que la legislación en materia de protección, administración y manejo de recursos naturales renovables y medio ambiente esta consagrada, por tal razón es procedente subsumir la conducta objeto de estudio dentro de esta normatividad.

Constitución Política de 1991.

«Art. 79 – Todas las personas tienen derecho a gozar de un ambiente sano. La ley garantizara la participación de la comunidad en las decisiones que pueden afectarlo.

Es deber del Estado proteger la diversidad e integridad del ambiente, conservar las áreas de especial importancia ecológica y fomentar la educación para el logro de estos fines.»

«Art. 80 – El Estado planificará el manejo y aprovechamiento de los recursos naturales, para garantizar su desarrollo sostenible, su conservación, restauración o sustitución.

Además, deberá prevenir y controlar los factores de deterioro ambiental, imponer las sanciones legales y exigir la reparación de los daños causados.»

«Art.313 N°9 – Dictar normas necesarias para el control, la preservación y defensa del patrimonio ecológico y cultural del municipio.»

«Art.339 inciso 2 . Las Entidades Territoriales elaborarán y adoptarán de manera concertada entre ellas y el Gobierno Nacional, planes de desarrollo con el objeto de asegurar el uso eficiente de sus recursos y el desempeño adecuado de la funciones que les hayan sido asignadas por la Constitución y la ley.»

Decreto Ley 2811 de 1974 . Código de Recursos Naturales.

«Art.205 . la zona forestal protectora productora es aquella que debe ser conservada permanentemente con bosques naturales o artificiales para proteger los recursos naturales renovables y que, además puede ser objeto de actividades de producción sujeta necesariamente al mantenimiento del efecto protector».

Decreto N°190 de 2004 (POT) . Compilación de los Decretos Distritales 619 de 2000 y 469 de 2003.

«Art.7 N°3 . La gestión ambiental de Bogotá da prelación a los elementos, procesos y alternativas que permiten crear, vivir y apropiarse la ciudad física, social y económica como un hecho colectivo, procurando la satisfacción colectiva de necesidades comunes, favoreciendo el encuentro e intercambio constructivo entre sus integrantes y extendiendo a todos ellos la inclusión en las decisiones, responsabilidades y beneficios del desarrollo».

«Art.74 N°4 . Promover el disfrute público y la defensa colectiva de la oferta ambiental por parte de la ciudadanía.

N°6 . Incrementar la accesibilidad y equidad de las oportunidades de contacto con la Naturaleza para toda la ciudadanía, como factor esencial para el desarrollo humano integral».

«Art.78 N°2 . Conjunto de actividades contemplativas dirigidas al disfrute escénico, la salud física y mental, para las cuales sólo se requieren equipamientos en proporciones

mínimas al escenario natural, de mínimo impacto y paisajístico, tales como senderos para bicicletas, senderos peatonales, miradores, observatorio de aves y mobiliario propio de actividades contemplativas».

«Art.80 N°3 . Garantizar el disfrute colectivo del patrimonio natural y paisajístico acorde con el régimen de usos de cada una de las áreas que lo componen».

Decreto Ley 1421 de 1993 – Régimen Especial del Distrito Capital.

«Art. 12 Atribuciones . N°1 Dictar las normas necesarias para garantizar el adecuado cumplimiento de las funciones y la eficiente prestación de los servicios a cargo del Distrito.

N°7 Dictar las normas necesarias para garantizar la preservación y defensa del patrimonio ecológico, los recursos naturales y el medio ambiente.

N°9 Crear, suprimir y fusionar establecimientos públicos y empresas industriales y comerciales y autorizar la constitución de sociedades de economía mixta y la participación del Distrito en otras entidades de carácter asociativo, de acuerdo con las normas que definan sus características.

N°13 Regula la preservación y defensa del patrimonio cultural».

Acuerdo 119 de 2004 . (Plan de Desarrollo 2004-2008) .

La Administración Distrital del Alcalde Luis Eduardo Garzón en el Plan de Desarrollo «Bogotá Sin Indiferencia» plantea los temas centrales del Plan y los objetivos que desarrolla en el eje urbano regional.

El Eje Urbano Regional contempla varios programas en su política general de integración territorial para la sostenibilidad urbano rural y concretamente en su Proyecto Prioritario de «Consolidación de la Estructura Ecológica Principal», que tiene como Sub-proyectos los de Manejo Integral del Recurso Hídrico y como metas: Gestión de 20 pactos sociales de uso sustentable del territorio, Mejorar la calidad ambiental del aire, del agua y del suelo, Conectar el área rural con la urbana. Por tal razón se trataría de conducir en la práctica tales recursos en la implementación específica para el desarrollo del proyecto. Lo mismo que las programaciones presupuestales de las entidades involucradas.

Hoy se cuenta ya con un avance de la legislación nacional antes requerida y que hace referencia al uso de la tierra en el actual limite Urbano de los Cerros

Orientales y que SE CONCRETA EN LAS RESOLUCIONES #s 463 y 519 del 2005, del Ministerio del Medio Ambiente Vivienda y Desarrollo Territorial, «Por medio de la cual se redelimita la Reserva Forestal Protectora Bosque Oriental de Bogotá, se Adopta su Zonificación y Reglamentación de Usos y se establecen las determinantes para el Ordenamiento y Manejo de los Cerros Orientales.», norma con la cual en parte se adelanta en el uso del suelo para el proyecto que tratamos y que esperamos en su reglamentación y puesta en practica, garantice el cumplimiento de los intereses de la comunidad.

I-3. ALCANCE DEL PROYECTO.

El Proyecto tiene tres claros objetivos a alcanzar así:

Hacer concordar las normas, funciones y actuaciones de las entidades que tratan y/o tienen competencia en el manejo de los Cerros Orientales, que son:

El Ministerio del Medio Ambiente, la CAR, el IGAC, el DAMA, el IDU y el DAPD directamente.

Aclarar y ajustar a derecho los actos administrativos que permitieron asentamientos urbanísticos y otorgaron licencias de explotaciones mineras y agropecuarias, consecuente con ello legalizar y dotar de servicios los asentamientos legalizados y obligar y garantizar los procesos de recuperación por daños causados.

Utilizar técnicamente el suelo de los Cerros Orientales en propósitos contemplativos, educativos y científicos (enseñanza, observación e investigación), culturales (escenarios naturales protectores), turísticos, de observación y medicinales (rutas turísticas, paradores, establecimientos de servicios, observatorios, zoológicos de la región y gimnasios al aire libre) y centros administrativos especializados (centros de apoyo a los asuntos ecológicos, mineros, agropecuarios, comunales y de seguridad en general).

Con el logro de tales propósitos pensamos se inicia desde ya y eficientemente el tratamiento, manejo y utilización técnica, legal del suelo de la región y sobre todo que no se permitirá su depredación, y en la práctica no se esperará, ni perderá tiempo hasta cuando ya sea irreversible la pérdida ecológica de los Cerros Orientales.

Se hace necesario anotar que este proyecto se refiere a obras y acciones dentro del perímetro y límites de Bogotá Distrito Capital, con el fin de evitar competencias de otros niveles de gobierno.

Y de otra parte que el proyecto no propone gastos de ninguna clase, sino que deja a la Administración su programación y financiamiento y por el contrario evita gastos al proponer una entidad temporal que ejecute las primeras funciones de la propuesta.

La zona a cubrir por el proyecto es la comprendida entre: El límite norte del Distrito Capital, lo mismo que el limite Oriental legalmente establecido, el costado Occidental de la zona aproximadamente por los siguientes limites: La antigua carretera de salida a

Villavicencio, la Cota 2800, La Avenida Circunvalar y la Carrera Séptima, de nuevo hasta el limite legal establecido del norte de Bogotá. Sector que se propone denominar «CERROS FRANCISCO JOSE DE CALDAS».

II. EL PROPOSITO.

Se trata de concentrar en una instancia Ac Hoc o Comité Interistitucional, de carácter planificador y coordinador, la elaboración de un PLAN DE DESARROLLO INTEGRADO Y DE MANEJO DE LOS CERROS ORIENTALES, (PDICO) conformado con personal de las secretarías de Educación y Gobierno, La Universidad Distrital, El IDRD, El IDCT, EL IDU, EL DACT, EL DAMA, EL DAPD y el Jardín Botánico J.C. Mutis. O, como alternativa, concentrar su elaboración en una de las entidades anteriores con competencia en el asunto.

Esta Instancia Ad Hoc definirá su forma de actuar en general y su vigencia respetando en su totalidad las funciones, propuestas y los presupuestos de las entidades involucradas.

Mientras tanto, la Administración y sus entidades correspondientes trabajarán por la concreción de las normas respectivas, su concordancia y cumplimiento. Y, con las entidades de Control se buscará la rectificación y complementación de lo actuado.

III. EL OBJETO.

El Proyecto de Acuerdo propone crear una instancia coyuntural y temporal que defina sus funciones correspondientes y concretamente elabore el PLAN DE DESARROLLO INTEGRADO Y DE MANEJO DE LOS CERROS ORIENTALES (PDICO), a partir de los propósitos de cada una de las entidades comprometidas, que desarrollarían obras que en principio hacen referencia a los siguientes tipos:

Secretaria de Educación.

Diseño y ubicación de centros o estructuras de observación de especies animales y vegetales, así como de laboratorios y aulas de enseñanza.

Universidad Distrital.

Diseño y ubicación de centros o estructuras de enseñanza, observación o laboratorios.

IDRD.

Diseño y ubicación de centros, estructuras o escenarios deportivos adecuados a la zona.

IDCT.

Diseño y ubicación de centros o estructuras de servicios, de descanso, de alimentación, miradores del paisaje, zoológicos de la zona, rutas turísticas y contemplativas adecuadas a la zona.

Diseño de medios de transporte que integren los cerros de Guadalupe y Monserrate.

Adecuación de monumentos históricos (por ejemplo, edificios históricos o de conservación) a establecimientos de atención turística sin que pierdan sus características arquitectónicas, históricas y culturales.

Construcción de establecimientos tipo restaurantes de primera categoría y populares.

DACD.

Elaboración de mapas y cartografía actualizada con incorporaciones reales.

IDU.

Diseño y ubicación de rutas, caminos y vías en general apropiadas a la zona. Pavimentación y señalización de la vía a Guadalupe. Se puede pensar en el IDU como constructor de las estructuras identificadas por el PDICO.

DAMA.

Autorizar al instituto para la elaboración de estudio que complemente o adecue el proyecto POMCO, ante la CAR o el Ministerio del Medio Ambiente.

Ordenamiento normativo del manejo de los Cerro Orientales, análisis, evaluación y rectificación de los actos emitidos, que sean del caso y ordenamiento y control de las reparaciones posibles a la estructura ecológica afectada y sanción a los delitos cometidos.

DAPD.

Estudiar la posibilidad de manejar el PDICO, en asocio con el sector privado, bajo la figura de una empresa de economía mixta, que facilite la obtención de recursos para su financiación y garantice su correcta y eficiente administración y resultados.

Planificación integrada del manejo de los Cerros y las demás zonas del Distrito Capital.

Secretaría de Gobierno.

Planificación de las actividades propias de la seguridad en general (centros tipo CAI, comandos etc.) de la zona y coordinación con las entidades especializadas para el apoyo técnico o de simple información de la zona en los asuntos mineros, agropecuarios, de vivienda , turismo, empleo, así como las actividades propias de las comunidades, en conjunto con el DAAC.

Jardín Botánico J.C. Mutis.

Estudios, Investigaciones y planes sobre la vegetación y reforestación del sector y su posible ejecución.

El Comité Coordinador elaborará el plan integrado con todos estos elementos, su presupuesto y su organización general y de la responsabilidad de cada entidad comprometida.

IV. MECANISMOS BASICOS DE FUNCIONAMIENTO.

Básicamente son tres (3) los elementos de manejo del Proyecto así:

La instancia temporal coordinadora y de planeación creada para manejar el proyecto. O encargo de tales funciones a una de las entidades involucradas.

El PIDCO. (Plan de Desarrollo Integrado y de Manejo de los Cerros Orientales).

Identificación de la Responsabilidad especifica de cada entidad participante en su Sub-proyecto, en lo referente a su diseño, contratación, financiación y administración.

PROYECTO DE ACUERDO____ DE 2006

«Por el cual se propone la elaboración, programación y ejecución de un plan de desarrollo integrado y de manejo de los cerros orientales de Bogotá con el fin de darle uso legal y técnico al suelo de este sector en predios del distrito capital, aprovechar sus condiciones y garantizar su protección ambiental y física y se dictan otras normas.»

EL CONCEJO DE BOGOTÁ D. C.,

En ejercicio de sus atribuciones constitucionales y legales y,

en especial las que le confiere el decreto ley 1421 de 1993,

CONSIDERANDO:

Que el artículo 79 de la Carta Política dispone: «Todas las personas tienen derecho a gozar de un ambiente sano y es deber del Estado proteger la diversidad e integridad del ambiente, conservar las áreas de especial importancia ecológica y fomentar la educación para estos logros».

Que el artículo 80 de la Carta Política señala: «El Estado planificará el manejo y aprovechamiento de los recursos naturales, para garantizar su desarrollo sostenible, su conservación, restauración o sustitución.»

Que el Acuerdo tiene por objeto potencializar los Cerros Orientales de la Cordillera Oriental ubicados en Bogotá D.C, (que se propone denominar como CERROS FRANCISCO JOSE DE CALDAS) como sitio turístico, de contemplación, educación y recreación para los bogotanos.

Que los Cerros Orientales revisten desde el punto de vista ambiental y estético una gran importancia para la ciudad, por ser el «pulmón» que sirve para contrarrestar la gran polución que genera la ciudad, sirve como esponja para captación de agua y regulador hidrológico.

Que se requiere elaborar el PLAN DE DESARROLLO INTEGRADO Y DE MANEJO DE LOS CERROS ORIENTALES (PDICO).

ACUERDA:

ARTICULO 1. Créase el Comité Planificador y Coordinador del Distrito Capital encargado de elaborar el PLAN DE DESARROLLO INTEGRADO Y DE MANEJO DE LOS CERROS ORIENTALES (PDICO).

Dicho Comité se conformará mínimo con los siguientes participantes:

El Alcalde Mayor o su delegado el Secretario de Hacienda.

El Secretario de Gobierno o su delegado.

El Secretario de Educación o su delegado.

El Director del DAPD., o su delegado.

El Director del DAMA., o su delegado.

El Director del IDU., o su delegado.

El Director del DACT., o su delegado.

El Director del IDRD., o su delegado.

El Director del IDCT., o su delegado.

El Director del Jardín Botánico J. C. Mutis., o su delegado.

Cuatro (4) representantes de la Asociación de las Juntas de Acción Comunal del Sector que correspondan a barrios diferentes

ARTICULO 2. La Administración Distrital acordará un plazo a partir de la vigencia del presente Acuerdo, para que el Comité Coordinador, establezca sus funciones, procedimientos y elabore el PIDCO.

ARTICULO 3. Ordenar al Comité Coordinador la elaboración de un estudio de Factibilidad técnica, administrativo y de financiamiento del PIDCO, que analice la posibilidad de adelantar el proyecto y financiarlo a través de una empresa de Economía Mixta.

ARTICULO 4. Autorizar al Alcalde Mayor para crear la Empresa de Economía Mixta, si el estudio antes anotado señala como factible esa alternativa.

ARTICULO 5. Definir el área del proyecto así: Por el norte, el limite norte del Distrito Capital, por el Oriente, el limite Oriental legalmente establecido, el costado occidental de la zona por los siguientes limites: La antigua carretera de salida a Villavicencio, la Cota 2800, La Avenida Circunvalar y la Carrera Séptima hasta el limite norte de Bogotá. Zona que para mayor precisión comprenderá los siguientes predios:

Altos de Torca, Torca Rural I, Floresta de la Sabana, Torca Rural II, Tibabita Rural, Mirador del Norte, Tibabita Rural I, Barrancas, El Páramo, San Isidro, Páramo I, Páramo II, El Bagazal, Ingemar Oriental, Parque Nacional, Siberia, Verjón Bajo, Cerro del Cable, Monserrate, Guadalupe, Parque Nacional Oriental, Hoya Teusacá, Verjón Alto, Hoya San Cristóbal, Tibaque, Ihuaque, Las Violetas Rural, Portal Rural II, Tocaimita Sur, El Porvenir de los Soches, El Bosque Sur Oriental Rural I, El Uval, Las Huertas, El Uval Rural, y el Bosque Sur Oriental, hasta la carretera de salida a Villavicencio y las demás zonas y/o predios que técnicamente debieran incluirse para el objeto propuesto.

ARTICULO 6. Denominar el sector definido en el articulo 5 como «CERROS FRANCISCO JOSE DE CALDAS».

ARTICULO 7. Vigencia. El presente acuerdo rige a partir de la fecha de su publicación.

PUBLÍQUESE Y CÚMPLASE.

Dado en Bogotá D.C. a los ………….días del mes…de 2006.

Búsqueda de contenido

Normas
noviembre, 2005

Medidas cautelares en contra de la resolución 1582

Nuevamente, el Tribunal Administrativo de Cundinamarca realiza una suspensión. El turno ahora es para la Resolución 1582 de 2005, lo que detiene los proyectos de construcción formal que, bajo el Acuerdo 6, el distrito había concertado con los constructores, valga recordarlo: con el objetivo de contener el crecimiento de la ciudad, recuperar y reforestar las zonas afectadas por los barrios informales y por las canteras.

Documentos relacionados

Acciones judiciales
octubre, 2005

Resolución 1582 de 2005

Esta Resolución tiene el propósito de interpretar el parágrafo del Artículo 5 de la resolución 463. Según ese parágrafo, las curadurías urbanas no podrían expedir licencias de urbanismo ni de construcción hasta que el Distrito concretara las reglas del juego que la misma 463 establecía. Lo que hace la Resolución 1582 es reconocer que eso no implica que todos los proyectos deban detenerse pues ya unos tenían sus licencias debidamente tramitadas.

Documentos relacionados

Normas
abril, 2005

Acción popular por la protección de la Reserva del 77

Sonia Andrea Ramírez Lamy interpuso una acción popular para velar por la protección de la reserva forestal definida en la Resolución 76 de 1977. Este hecho fue determinante porque, en respuesta a esta acción popular, el Tribunal Administrativo de Cundinamarca suspendió los efectos de la Resolución 463. Esto implicó que algunos constructores no pudieran hacer sus obras de construcción, aunque ya habían recuperado la vegetación de algunas zonas donde existían barrios informales y que además habían ayudado a la gente a tener vivienda y negocios productivos en otros sectores de la ciudad. Es decir, no pudieron terminar el proyecto para recuperar las inversiones sociales y de reforestación que habían hecho. Esto bajo el supuesto de que sus licencias de construcción eran irregulares. Pero, como lo habría de confirmar el Consejo de Estado 10 años después, ese supuesto era falso: las licencias eran perfectamente legales.

Documentos relacionados

Acciones judiciales
abril, 2005

Redelimitación de la reserva forestal de los Cerros Orientales de Bogotá

Mediante la Resolución 463, el Ministerio de Ambiente crea cuatro zonas dentro de la reserva Bosque Oriental y además crea la denominada franja de adecuación, con el fin de establecer una estrategia definitiva para resolver el problema de la reserva y su invasión. Por eso, en la franja de adecuación se disponía de dos espacios: un área de ocupación pública prioritaria y un área de consolidación del borde urbano. Es decir, un espacio para urbanizar y otro para ser dispuesto como borde de contención del desarrollo de la ciudad hacia la montaña. Vea la explicación de estas zonas en Lo jurídico.

Documentos relacionados

Normas
enero, 2001

Acción de cumplimiento 033 de 2001

Acá es donde las cosas empiezan a complicarse más de la cuenta. Entonces, recordemos algunos hechos: la reserva forestal se creó en 1977, pero no se dispuso de mecanismos suficientes para protegerla. Por esta razón, la ciudad siguió creciendo informalmente e incluso de manera formal dentro de la pretendida reserva. Sin embargo, no había ocurrido ningún evento jurídico que invalidara la Resolución 76. Por eso, en 2001, un ciudadano exigió que se hiciera respetar esa resolución (es decir, exigió respetar la reserva que ella definía) y pidió que se registrara la reserva en los predios que hacían parte de ella tal como lo exigía dicha resolución.

El juez que atendió esta acción de cumplimiento, ordenó que se hiciera todo lo que exigía la Resolución 76 de 1977 para inscribir en los folios de los predios el hecho de que estaban afectados por la reserva. El problema con esto es que en muchos casos suponía revertir 14 años de historia social en los Cerros, lo que incluía muchos barrios que el mismo Distrito ya había legalizado e incluso incorporado al área urbana.

Documentos relacionados

Acciones judiciales
julio, 2000

Bogotá adopta su primer Plan de Ordenamiento Territorial (POT)

Por medio del Decreto 619 de 2000 se adopta el primer (y hasta ahora único) POT de Bogotá. En él se declara que los Cerros Orientales son parte de una estructura ecológica principal para garantizar los procesos ecológicos del  Distrito y de la región, así como una provisión segura, equitativa y diversa de los servicios ambientales a la población.

En lo relacionado con el tema de los constructores, se reconoce que hay derechos adquiridos y se da un plazo de un año para que los que están involucrados en el trato derivado del Acuerdo 6 tramiten sus respectivas licencias. Dicho en lenguaje formal: el Decreto 619 de 2000 condiciona los efectos de los decretos de incorporación (o sea, los decretos correspondientes a cada uno de los barrios recuperados por los constructores) a la obtención de las licencias de urbanismo o construcción dentro del año siguiente a la publicación del decreto 619.

Documentos relacionados

Normas
julio, 1997

Se reglamenta la creación de los POT

Un plan de ordenamiento territorial (POT) es una herramienta diseñada con el objetivo de planificar el crecimiento de los municipios. La idea es especificar el uso adecuado de los suelos de manera articulada.

Este hito es relevante para nuestra historia por dos razones. Primero, el POT obliga a la ciudad a hablar en términos de planeación y considerar con más atención la problemática de los Cerros. Segundo, la Ley 388, que regula los planes de ordenamiento territorial, establece las zonas de reserva como determinantes ambientales, o sea, normas de superior jerarquía a las que tienen que ceñirse los POT en su adopción.

Documentos relacionados

Normas
mayo, 1997

Acuerdo 2 de 1997

Acá, el Concejo Distrital adopta el Plan de Ordenamiento Físico del Borde Suroriental de Bogotá. En este acuerdo establece normas urbanísticas y medidas para la preservación, protección y el uso adecuado de las áreas que conforman los sistemas orográficos. Además, el Acuerdo define que los Cerros Orientales son un área suburbana de preservación y que forman parte del sistema orográfico de la ciudad.

Descargar el documento (PDF – 627 KB)

Búsqueda de contenido

Normas
mayo, 1992

Reafirmación del trato con los constructores

El Decreto 320 de 1992, expedido por la Alcaldía Mayor de Bogotá, reafirma el trato con los constructores que propuso el Acuerdo 6. En este Decreto se adopta un plan de ordenamiento físico del borde oriental, o sea, del límite entre la ciudad y la reserva. Esto incluía la posibilidad de incorporar áreas de ese borde para usos urbanos, bajo unas condiciones mínimas, usos definidos y ciertos requisitos de densidad y alturas para las construcciones. Pero hay que destacar que el objetivo era la recuperación y el mejoramiento ambiental, detener el proceso de deterioro y hacer las previsiones, manejo y acciones necesarias para lograr la estabilidad del suelo, el control de la erosión, el manejo de las escorrentías y recuperar la vegetación. E incluso con ese trato se buscaba mejorar el nivel de vida de los desarrollos ilegales existentes en los Cerros.

Documentos relacionados

Normas
julio, 1991

Constitución Política de Colombia

La Constitución de 1991, para efectos de esta historia, importa porque fue la primera vez que se le asignó un gran valor a lo ecológico en materia legal. Pues sostiene que “es deber del Estado proteger la diversidad e integridad del ambiente, conservar las áreas de especial importancia ecológica y fomentar la educación para el logro de estos fines” (Artículo 79).

Documentos relacionados

Hechos históricos
mayo, 1990

Acuerdo 6 del Concejo de Bogotá

Entonces, ocurrió el famoso Acuerdo 6. En él se redefinió un nuevo perímetro urbano para Bogotá. Y este perímetro reconocía la evolución social de los Cerros, es decir, reconocía que ya había asentamientos legales e ilegales dentro de lo que en 1977 se pretendía que fuera Reserva. Lo interesante es que el Acuerdo no se limitó a legalizar sino que propuso estrategias para recuperar zonas afectadas y, al mismo tiempo, invitó a los constructores a desarrollar proyectos urbanísticos para impedir que se siguieran formando barrios y canteras ilegales, lo cual implicaba ayudar a las personas de los barrios informales implicados y recuperar la vegetación de otras zonas.

Documentos relacionados

Normas
mayo, 1986

Acuerdo 1 de 1986

El Concejo de la ciudad, por medio de este acuerdo, ordena que se legalicen e incorporen más de un centenar de barrios residenciales a los planes y programas oficiales de Bogotá y al registro catastral. Lo importante para nosotros es que algunos de esos barrios estaban localizados en los Cerros Orientales.

Descargar el documento (PDF – 1.1 MB)

El Concejo de Bogotá, D.E., en ejercicio de las atribuciones legales que le confiere el Decreto Ley 3133 de 1968,

ACUERDA:

Artículo 1º.- Ordénase la legalización e incorporación a los planes y programas oficiales y al Registro Catastral de la ciudad, de los desarrollos urbanos existentes localizados dentro y fuera del perímetro de servicios a la fecha de sanción del presente Acuerdo.

Artículo 2º.- Sin perjuicio de los demás medios idóneos de prueba conforme a la Ley, para perfeccionar la legalización de los barrios en el Distrito Especial de Bogotá, se utilizarán preferencialmente las aerofotografías adoptadas por entidades oficiales.

Parágrafo 1º.- Los barrios residenciales que se ordena legalizar con los procedimientos indicados en este Acuerdo son los siguientes:

Inventario de Barrios Clandestinos

ALCALDÍA DE USAQUÉN

Buenavista, El Codito, Escuela de Infantería, Horizontes, El Jardín Norte, San Isidro, San Antonio Norte II Sector, Santa Cecilia parte alta, Santa Cecilia parta baja, Soratama, Los Consuelos, Serrezuelita, El Toberín Mz. 28, San Luis, La Moya, Plan Unicerros (calle 130), Villa Oliva, Buenavista, Desarrollos residenciales institucionales y recreacionales ubicados en las veredas de Torca, Tibabitá, la Floresta y Barrancas.

ALCALDÍA DE CHAPINERO

Pardo Rubio, San Martín de Porres, Mariscal Sucre, Bosque Calderón, Juan XXIII, Luis Alberto Vega, Los Olivos.

ALCALDÍA SANTA FE

San Dionisio, El Consuelo, Santa Rosa de Lima, La Paz Central, Rocío parte baja, Lourdes parte baja, Fábrica de loza, Julio César Turbay, El Balcón, El Dorado, Lourdes, Mirador.

ALCALDÍA SAN CRISTÓBAL

Buenos Aires, El Futuro, El Recreo, Nueva España, Las Amapolas, Corinto, Ciudad Londres, El Triángulo, Juan Rey, La Belleza, La Cabaña Sur Oriental, La Gardenia, La Gloria Mz 11, La Macarena, Los Pinos, República del Canadá II Sector, San Manuel, Parcelación San Pedro, Valparaiso, Villa Begonia, Las Brisas, Lucero, La Esperanza, la Flora Sur Oriental, La María, San Cayetano, Los Libertadores, San Rafael Sur Oriental, Quindio, San Germán, Las Malvinas, San Blas, Barcelona, Granada Sur II, San Pedro, Nueva Dehli.

ALCALDÍA RAFAEL URIBE

El Portal, Arboleda del Sur, Callejón de Santa Bárbara II Sector, Consuelo II Sector, El Recuerdo San Jorge Alto, El Socorro II Sector, La Pradera del Sur, La Resurrección Sector III, Los Chircales, San Juanito, Villa Gladys, El Playón II Sector, La Playita, El Triunfo, Gustavo Rodríguez, Bravo Paéz Sector Matatigres.

ALCALDÍA DE USME

Vianey, Palermo Sur II Sector, Palermo Sur Arrayanes, Alaska, Barranquillita III, Santa Librada Sector Alto, Santa Librada Sector La Peña, Betania Sector II, Brazuelos, Santa Librada la Esperanza, Monte Blanco II, Barranquillita II, Diana Turbay, El Jordán, La Fortaleza, San Ignacio, el Triunfo, Lorenzo Alcantuz, Los Comuneros, La Fiscala, Benjamín Uribe, El Bosque, La Fiscala, Lorenzo Alcantuz II Sector, Duitama, Antonio José de Sucre, La Fiscala San Martín.

ALCALDÍA TUNJUELITO

Villa Ximena, San Benito La Luna, Isla del Sol.

CIUDAD BOLÍVAR

Estrella del Sur (varios sectores), Estrella del Sur Las Palmas, Estrella del Sur Valparaíso, La Acacia II, La Acacia III, Alvaro Bernal Segura, Arabia, Casa de Teja, Cordillera, Domingo Laín I, Buena Vista Altos de Jalisco, El Bosque, El Mirador Nutibara, La Acacia IV, Lucero El Peniel, El Tesoro (varios sectores), La Cumbre El Tesoro III, Ocho de Diciembre, Elvira II y III, Gibraltar Sector I y II, Jerusalén, Juan José Rondón, Juan Pablo II, Las Manitas, Lucero Alto Sector Capri, Lucero Alto La Despensa, Lucero Alto San Carlos, Lucero Alto Rincón de los Viejitos, Lucero Bajo Sector La Mina, Parcelación la María, Manuela Beltrán, La Sureña Mexico II, Nueva Colombia, Naciones Unidas Sector Santa Rosa (C.M.U.), El Casabianca, Rincón de la Estancia, Sumapáz, Juan Pablo I, Naciones Unidas Sector Chaparro, Naciones Unidas Sector Alfa, Naciones Unidas Sector Fique, Arabia Sector el Rinconcito, Los Sauces, Piedra del Muerto, San Luis Sector Altos de Jalisco, San Joaquín del Vaticano Sector San Rafael, San Joaquín del Vaticano Sector Ventisquero, San Joaquín del Vaticano Sector El Progreso, San Joaquín del Vaticano Sector La Isla, San Joaquín del Vaticano Sector La Esperanza, San Martín de Quiba, San Isidro II Sector, Nutibara Tierra Linda, Villa del Diamante, Villa Gloria, Vista Hermosa, El Triunfo, Las Torres, La Acacia Santa Inés, Buena Vista Sector A, Villa Esperanza, Buena Vista II Sector, Domingo Laín II, La Paz, El Tesoro II, El Tesorito, El Tesoro San Marcos, México III, Vargas Vila, Villa Gloria, Los Sauces Sector El Recuerdo, Los Sauces Sector Hortalizas, Los Sauces Sector La Sureña, El Paraíso, La Represa, Los Alpes, Soacha, Los Luceros Sector San Luis, Tierra Linda.

ALCALDÍA BOSA

San Isidro, Brasilia La Estación, Carlos Albán (Tierra Gratis), El Libertador, Argelia, El Preciado, Jiménez de Quesada II, La Azucena Sector A, La Libertad II Sector, La Estación, Los Laureles III Sector, Nueva Granada II Sector, Palestina I Sector, El Porvenir Sector Brasil, Grancolombiano I, Grancolombiano II, Bella Bosa, La Primavera, Los Geranios, Montecarlo, Los Laureles La Estación, Hortelanos de Escocia, Las Margaritas, Hildebrando Olarte (Bosa Linda), Villa de Suaita, Antonia Santos, José Antonio Galán, El Regalo, la Estación Las Vegas, Villa Colombia (Coovipar), La María, Nuevo Chile, El Porvenir la Concepción, La Estanzuela, La Libertad I Sector, La Independencia, Los Labradores, La Azucena Mz B. La Estación Las Arenas, Cruz de Terreros, Nuestra Señora de la Paz II y III, el Motorista, San Bernardino, Argelia II, Villa Alegre, Andalucía II, Villa de los Comuneros, Nueva Granada IV Sector, Vista Bella II Sector.

ALCALDÍA DE KENNEDY

El Paraíso, Las Palmeras, El Llanito, Llano Grande, Tayrona, Tintalito, Campo Hermoso, El Porvenir II Sector, Nueva Timiza, Alfonso López, El Rosario, El Saucedal, La Igualdad, Villa Zarzamora, Floresta del Sur, Salvador Allende, Alquerías de la Fragua Mz. J. Alquerías de la Fragua II Sector, Alquerías de la Fragua Santa Yolanda, Alquerías de la Fragua La Orquídea, Valencia la Chucua, El Progreso II, Perpetuo Socorro, Las Torres, Juan Pablo I, Sagrado Corazón, Pinar del Río (primer sector), El Descanso (Nuevo Kennedy), Tocarema, El Chircal, Villa Nueva.

ALCALDÍA DE FONTIBÓN

Flandes, Pedregal, Rincón de Modelia, Moravia, El Carmen, Versalles, Calle 33, Valle Verde, Puente Grande, Bogotano, La Dulzura, desarrollos industriales localizados entre la Avenida del Centenario y el Río Bogotá.

ALCALDÍA PUENTE ARANDA

Yira Castro, Camelia Sur IV Sector, Camilo Torres.

ALCALDÍA ANTONIO NARIÑO

Policarpa, La Fraguita, San Jorge Central II Sector.

ALCALDÍA DE ENGATIVÁ

Villa Gladys I y II Sector, Villa Gladys III Sector, Santo Domingo, Los Cerezos, Villa El Dorado San Antonio, Los Laureles, El Salitre.

ALCALDÍA DE SUBA

El Rincón Sector Los Arrayanes, Tibabuyes I Sector, Tibabuyes II y III, Tibabuyes El Trigal, San José Sector El Carmen, La Esmeralda, La Esperanza II, El Tesoro, Prado Sur el Triunfo, San Francisco, Prado Veraniego Mz, O. Rincón de las Villas, Vista Bella II Sector, Java II Sector, El Rincón Sector La Palma, El Progreso, San Luis Sector El Carmen, Prado Veraniego Mz 11, San Martín San Cayetano III Sector, Britalia Sector Las Margaritas, Granada Norte, San José Sector El Rincón, Prado Veraniego Mz 43, Villa Maritza, Java I Sector, Java III Sector, Villa Susana, Costa Rica II Sector, San Francisco Sector Alto, Tuna Alta, El Táchira El Rincón, Casablanca II Sector, San Cayetano II Sector, La Esperanza El Rincón, El Rincón Sector La Escuela, Ciudad Hunza, La Aguadita II Sector, Francia Sector El Rincón Prado Sur Mz 37, San Miguel, Provenza, desarrollos residenciales, industriales, institucionales, recreacionales y demás ubicados en las veredas de Conejera, Casablanca y Guaymaral.

Parágrafo 2º.- La Administración Distrital – Departamento de Planeación -, informará a la Comisión del Plan del Concejo, cada tres (3) meses, el estado de avance en el procedimiento de legalización de los barrios mencionados en este Acuerdo.

Artículo 3º.- El Departamento Administrativo de Planeación Distrital, previo concepto de la Comisión de Mejoramiento Urbano, adoptará por resolución el régimen de usos y demás normas urbanísticas particulares de los desarrollos que se legalicen, con base en las tendencias y limitaciones de los desarrollos existentes y en las políticas de desarrollo para la ciudad. Los usos que no figuren como permitidos en las áreas de actividad donde se ubiquen los desarrollos que se ordena legalizar mediante este Acuerdo, se considerarán como usos restringidos para efectos de su aprobación.

Parágrafo.- La resolución contendrá las obligaciones administrativas, urbanísticas y de saneamiento a cargo de los urbanizadores responsables, que en su defecto podrá cumplir la comunidad sin que el urbanizador por tal razón quede exonerado de sus responsabilidades.

Artículo 4º.- La restitución y complementación de los planos a partir de las aerofotografías, para su incorporación en el plano oficial de la ciudad y para elaboración de los Proyectos de redes, será adelantada directamente o por contrato por la Administración Distrital sin cargo adicional a las comunidades y sin que ello se constituya en requisito para la obtención de los servicios públicos y comunales básicos.

Artículo 5º.- Las Empresas de Acueducto y Alcantarillado y de Energía Eléctrica, deberán incluír dentro de sus respectivos presupuestos a partir de 1986, inclusive, las partidas correspondientes al rubro restitución de las aerofotografías a que hace referencia el artículo 2.

Artículo 6º.- El estudio y ubicación de las áreas de uso público será adelantado sin sujetarse necesariamente a los linderos de los inmuebles del dominio de un solo propietario para que beneficie a sectores amplios de la población respondiendo a criterios técnicos de sectorización territorial de los servicios comunales en la ciudad.

La Administración Distrital someterá a consideración del Concejo de Bogotá la declaratoria de utilidad pública e interés común de las áreas que sean afectadas como de uso público. Los fondos para su adquisición y adecuación así como para las indemnizaciones a que hubiere lugar en los procesos de expropiación, podrán proveerse por el sistema de valorización previa solicitud de las comunidades locales y aprobación del Cabildo Distrital con los procedimientos establecidos por las normas vigentes.

Artículo 7º.- La Administración Distrital tomará las medidas necesarias para limitar la expansión de los desarrollos localizados en rondas de ríos, áreas deleznables, áreas que presenten dificultades técnicas para la prestación de los servicios y otras que ofrezcan peligro para los residentes; adelantará las obras indispensables y tomará las medidas preventivas del caso.

Artículo 8º.- La Administración Distrital adelantará oportunamente programas de vivienda a través de la Caja de la Vivienda Popular, para ofrecer viviendas equivalentes en calidad y costo a los ocupantes de los terrenos de que trata el artículo 7, cuyo traslado sea indispensable.

Artículo 9º.- Las entidades distritales incluirán prioritariamente dentro del Proyecto de Presupuesto de la Administración Distrital, presentado anualmente al Concejo, sus programas anuales de inversión en las obras que complementen los desarrollos incompletos, dentro de las restricciones del Artículo 18 del Acuerdo 7 de 1979.

Artículo 10º.- Incurre en contravención de policía la persona que intente desarrollos urbanísticos en las áreas afectadas al uso de zonas verdes y comunales y vías. Por tanto, las autoridades de policía ordenarán que se suspenda la actividad perturbadora y el desalojo y demolición inmediata de las construcciones adelantadas en los sectores demarcados como de uso público y comunal por los planos aprobados por el Departamento Administrativo del Planeación Distrital, con base en las aerofotografías o en su defecto en Acta aprobada por el Departamento Administrativo de Planeación Distrital.

La orden de policía se impartirá conforme a lo estatuído en el Decreto Ley 1355 de 1970, a persona individualizada o a grupos de personas según fuere el caso, y su incumplimiento se sancionará conforme a lo previsto por el artículo 8 del Decreto 522 de 1971.

La ejecución de las medidas administrativas que garanticen la desocupación, se efectuará una vez ejecutoriada la orden de policía y para ello la policía contará con la colaboración de la Secretaría de Obras Públicas del Distrito Especial.

A fin de que las zonas de uso público y comunal puedan ser protegidas como tales y no se desvirtúe su destinación, la autoridad de policía podrá encomendarlas para su cuidado y vigilancia a las Juntas de Acción Comunal del sector que lo soliciten, o en su defecto a una Asociación Comunitaria o Cívica con Personería Jurídica, las cuales las preservarán para la destinación prevista en el artículo 6 de este Acuerdo, pudiendo proveer lo necesario para su conservación, mantenimiento, empradización y arborización.

La solicitud para la aplicación y efectividad del presente Artículo, se hará por escrito que dirigirán ante la autoridad de policía el Departamento Administrativo de Planeación Distrital, la Junta de Acción Comunal o cualquier persona que conozca los hechos motivo de la contravención.

Artículo 11º.- Cuando la Administración Distrital proyecte construir las zonas de uso público, consultará previamente a la comunidad sobre la destinación de las zonas a un determinado uso.

Artículo 12º.- Lo dispuesto en el presente Acuerdo se entiende sin perjuicio de la responsabilidad establecida por la Ley para quienes hayan enajenado o enajenen inmuebles dentro de los planes de urbanización o construcción de viviendas, sin las aprobaciones oficiales.

Artículo 13º.- Compete a la Secretaría de Gobierno, Obras Públicas, al Departamento Administrativo de Planeación Distrital, Alcaldes Menores, Inspectores de Policía e Inspectores de Zonas a quienes hagan sus veces, denunciar ante la Superintendencia Bancaria, a las personas tanto naturales como jurídicas que haciendo uso de los diversos medios de comunicación, ofrezcan, promuevan y enajenen bienes inmuebles para acometer ejecución de obras o para iniciar las mismas, sin el cumplimiento de los requisitos exigidos por el Departamento Administrativo de Planeación Distrital y la Secretaría de Obras Públicas.

Los funcionarios que por omisión o negligencia no ejerzan vigilancia permanente y como consecuencia permitan estos actos, incurrirán en causal de mala conducta que dará lugar a la pérdida del cargo.

Artículo 14º.- Adiciónase el Artículo 218 del Acuerdo 7 de 1979, así:

Quien ejecutare cualquier obra de que trata el Artículo 216 del Acuerdo 7 de 1979 y adecuación de terrenos, se le impondrá suspensión de obra, que se garantizará con caución, la cual se reglamentará así:

Para obras de urbanismo e infraestructura una caución igual al 50% del valor real de las obras ejecutadas, previo peritazgo de las Empresas de Servicios Públicos del Distrito Especial.
Para obras arquitectónicas o modificación de edificaciones se impondrá una caución igual al doble del valor de la construcción (es) efectuadas según peritazgo que realicen la Sociedad Colombiana de Arquitectos a costa del contraventor.
Artículo 15º.- Créase la Gaceta de Urbanismo y Construcción de Obra para el Distrito Especial de Bogotá.

Artículo 16º.- El Departamento Administrativo de Planeación Distrital y la Secretaría de Obras Públicas, elaborarán la Gaceta de que trata el artículo anterior, en donde deberán aparecer las Resoluciones Aprobatorias de Urbanización (es) al igual que sus respectivas Licencias de Construcción. Igualmente deberán aparecer las Licencias de Construcción y Demolición expedidas por la Secretaría de Obras Públicas.

Artículo 17º.- El Departamento Administrativo de Planeación y la Secretaría de Obras Públicas, deberán enviar oficialmente a los Alcaldes Menores y demás funcionarios de que trata el artículo 13 de esta norma, mensualmente, dicha Gaceta para su conocimiento.

Artículo 18º.- Los funcionarios que no dieren cumplimiento a lo establecido en el artículo anterior, incurrirán en causal de mala conducta.

Artículo 19º.- El presente Acuerdo rige a partir de la fecha de su sanción.

Publíquese y ejecútese

Dado en Bogotá, D.E., a 12 de febrero de 1986.

El Alcalde Mayor, RAFAEL DE ZUBIRÍA GÓMEZ.

Búsqueda de contenido

Normas
febrero, 1986

Legalización de barrios informales e incorporación de predios en suelos suburbanos

Desde 1920 venían construyéndose barrios informales dentro y fuera del perímetro urbano de Bogotá. Así fue que el Distrito, en 1986, empezó a reconocer esta realidad y legalizó algunos de ellos. Esto suponía ampliar el perímetro de la ciudad y equipar esos barrios con vías y demás servicios públicos.

Documentos relacionados

Normas
marzo, 1977

Definición de la reserva forestal Bosque Oriental de Bogotá

La creación de la Reserva Forestal tuvo dos momentos. Primero, en 1976, cuando el Inderena sacó el Acuerdo 30. Y más adelante, en 1977, cuando el Ministerio de Agricultura dio cumplimiento al Acuerdo 30 en la Resolución 76, es decir, cuando lo volvió una realidad jurídica.

El Inderena delegó a la CAR las funciones de administración y manejo de estas áreas y estableció los linderos de la reserva (ver artículo 1 del Acuerdo 30), pero se esperaba que se hiciera una cartografía detallada de la reserva. Como dijimos en el video, la cartografía sólo apareció hasta el 2004, o sea, 28 años después.

Cabe anotar que en el Acuerdo 30 se definen dos reservas: la reserva forestal del Bosque Oriental de Bogotá y la reserva forestal productora-protectora de la cuenca alta del río Bogotá.

Documentos relacionados

Normas
mayo, 1975

Acuerdo 25 de 1975

El Concejo de Bogotá, con este acuerdo, definió el perímetro urbano y sanitario para el Distrito, es decir, la línea que enmarca el área urbanizable y apta para la instalación y suministro de servicios públicos. Esta definición es muy importante al momento de entender, en la actualidad, la discusión sobre el perímetro urbano en relación con los Cerros, pues al hablar de urbanización o de legalización de barrios es fundamental tener en cuenta el alcance de los servicios.

En Lo jurídico explicamos el tema de la legalización.

Descargar el documento (PDF – 687 KB)

ACUERDO 25 DE 1975

(Diciembre 4)

Por el cual se adopta el Perímetro Urbano y Sanitario para el Distrito Especial de Bogotá.

EL CONCEJO DE BOGOTÁ, D.E.,

Ver la Ley 26 de 1883 , Ver el art. 173, Acuerdo Distrital 6 de 1990

ACUERDA:

Artículo  1º.- Definición. El Perímetro Urbano y Sanitario del Distrito Especial de Bogotá es la línea que enmarca el área urbanizable y apta para la instalación y suministro de servicios públicos. Dentro de este límite están comprendidas las zonas desarrolladas y sin desarrollar para las cuales existe la posibilidad inmediata de prestar los servicios básicos de infraestructura.

Parágrafo.- El Concejo de Bogotá podrá establecer algunas áreas de reserva dentro de las zonas sin desarrollar, comprendidas dentro del Perímetro Urbano y Sanitario, en atención a su interés social. Para acometer cualquier desarrollo en las áreas de reserva se requerirá en todo caso determinación y reglamentación del Concejo.

Artículo 2º.- Delimitación. El Perímetro Urbano y Sanitario está delimitado como se describe a continuación:

NORTE

Partiendo del punto de intersección de la Carretera Central del Norte con la calle 193, límite de la Parcelación de Tibabitá, sigue por ésta en dirección occidental hasta encontrar el eje de la Autopista Norte o Los Libertadores, continúa por este eje en dirección sur hasta la calle 191, y luego por ésta en dirección occidental hasta la prolongación de la Avenida Boyacá. Sigue por dicha prolongación en dirección sur-oeste hasta el límite de la Parcelación San José; por dicho límite continúa en dirección noroeste primero y suroeste después, hasta encontrar el camino de San José; por éste continúa hacia arriba hasta encontrar la curva de nivel de cota 2.600 metros en el Flanco Oriental de los Cerros de Suba.

En todo el tramo coincide con la parte norte del Perímetro Urbano señalado por el Decreto 1119 de 1968. Sigue por la mencionada curva de nivel hacia el suroeste hasta la depresión que separa la loma de la Conejera del resto de los Cerros de Suba; y por dicha depresión, primero en ascenso y luego en descenso, hasta reencontrar la curva de nivel de cota 2.600 metros en el flanco occidental de los mismos cerros.

OCCIDENTE

Del punto mencionado sobre la curva de nivel 2.600 metros sigue en dirección occidente hasta el punto más cercano y oriental de la curva de nivel 2.578 metros y por esta curva primero hacia el occidente y bordeando por el sur La Chucua de El Salitre, después hacia el suroeste y luego hacia el sureste bordeando los Pantanos de Tibabuyes, hasta encontrar el camino del Rincón continúa por éste hacia el sur hasta atravesar el cauce del Río Juan Amarillo y encontrar la curva de nivel cota 2.576 metros; prosigue por esta última curva de nivel, hacia el noroeste en una longitud aproximada de 1.900 metros hasta encontrar la prolongación de la carrera 110 del Barrio Garcés Navas. Prosigue por esta prolongación hasta encontrar la autopista a Medellín por la cual continúa en dirección noroeste hasta interceptar la cota 2.576, por la cual se sigue en dirección general sureste hasta encontrar la carretera que conduce a la cabecera de Engativá, sigue por dicha carretera hacia el noroeste hasta donde esta carretera voltea hacia el noroeste. Continúa en esta última dirección prolongándose 300 metros desde el punto en el cual la carretera toma nuevamente la dirección noroeste. Sigue en dirección noroeste paralelamente a la carretera hasta encontrar la carrera 11 de Engativá. Continúa por ésta hasta encontrar la calle 15 de Engativá; y por ésta en dirección suroeste hasta la carrera 11A de Engativá; por esta hacia el noreste hasta la calle 16 de Engativá; por ésta hacia el suroeste hasta la calle 15; por esta misma en dirección sureste hasta la carrera 15; continúa por ésta en dirección sureste hasta encontrar la curva de nivel cota 2.576 metros. Continúa por esta curva de nivel y el extremo occidental de los terrenos del Aeropuerto Eldorado hasta el punto en que la mencionada curva de nivel cruza el lindero sur de dichos terrenos. Desde este último punto sigue en línea recta hasta encontrar el eje de la carretera de occidente o Avenida del Centenario (Vía V-1 del Plan Vial) en el punto de coordenadas 110835N y 89860E y por esta Avenida en dirección sureste hasta encontrar la carrera 102 en el Barrio La Laguna; sigue por ésta en dirección suroeste hasta la calle 17 de dicho barrio. Continúa por ésta en dirección sureste hasta la carrera 100 y por ésta en dirección noreste, hasta encontrar la calle 18A y por ésta en dirección sureste hasta la carrera 99 con nomenclatura actualizada tomando dirección noreste por la carrera anteriormente mencionada, hasta encontrar la carretera de occidente; continúa por ésta en dirección sureste hasta el eje del futuro canal de Fontibón. Sigue por el eje del canal en dirección noreste hasta el cruce con el Ferrocarril de Occidente; por éste hacia el sureste hasta el eje de la Avenida Boyacá; sigue por ésta en dirección suroeste hasta el eje del futuro canal del Río Fucha; por el cual sigue aguas abajo hasta el sitio donde le llega el emisario de aguas negras de Ciudad Kennedy; continúa por el eje de este emisario en dirección suroeste hasta la curva de nivel de cota 2.574 metros, y por esta curva de nivel sigue en dirección general suroeste por el occidente de Ciudad Kennedy y la Central de Abastos, hasta llegar a la ronda del Río Tunjuelito; salvada dicha ronda, desde su otra margen prosigue por la misma curva de nivel cota 2.574 metros, hasta su intersección con el límite del Distrito Especial de Bogotá, con el Municipio de Soacha en el punto de coordenadas 100.310.N y 86.900E.

SUR

Partiendo del punto donde la curva de nivel de cota 2.574 metros cruza el límite del Distrito Especial de Bogotá con el Municipio de Soacha, sigue por este límite en dirección sureste hasta encontrar la curva de nivel 2.600 metros en el punto de coordenadas 99.750 N y 88.824 E; prosiguiendo por esta curva hacia el sureste hasta la prolongación de la carrera 23 del Barrio San Francisco; continúa por esta curva hasta encontrar la calle 67A sur; sigue por esta calle en dirección sur, hasta la carrera 20D, la cual se toma en dirección oeste en una longitud de 50 metros, para luego virar en dirección sur hasta encontrar 2.620 metros continúa por esta curva de nivel que bordea el Barrio Los Sauces hasta interceptar la prolongación de la calle 68 sur de dicho barrio, por donde continúa en dirección noroeste hasta encontrar la curva de nivel de cota 2.640 metros, sigue por esta cota hasta encontrar la diagonal 72B sur por la cual continúa hacia el suroeste por el camino prolongación de esta vía, hasta donde se encuentra la cota 2.800 metros. Continúa por esta curva de nivel hacia el sur hasta encontrar la coordenada 93.500 N punto este del cual se sigue al Este en una longitud de 375 metros. En este punto, toma la dirección este hasta encontrar el camino de Mochuelo, en su intersección con la quebrada de «La Trompeta», por esta quebrada en dirección noreste hasta la curva de nivel de cota 2.640, por la cual sigue hasta encontrar el río Tunjuelito, el cual se atraviesa en dirección normal al cauce, hasta encontrar la línea de inundación en su margen oriental; continúa por esta línea de inundación en dirección general sur hasta encontrar la quebrada de Yomasa, por la cual sigue hasta encontrar la cota 2.710 metros, continúa por ésta hacia el sur hasta encontrar la coordenada 89.500 N por la cual se dirige hacia el oriente hasta encontrar la carretera a Usme. Vira hacia el norte por ésta hasta interceptar el camino carreteable de «El Uval» que conduce al boquerón de Chipaque; sigue por este camino en dirección general sureste, hasta encontrar la curva de nivel de cota 2.790, continúa por esta curva de nivel en dirección general norte hasta la quebrada o cañada de Santa Librada, que sirve de límite al barrio del mismo nombre por el norte; continúa por esta quebrada aguas abajo hasta encontrar la banca del antiguo Ferrocarril de Oriente. Se toma esta banca en dirección norte hasta la coordenada 93.500 N; por esta coordenada hacia el oriente hasta encontrar la cota 2.700 metros; sigue por esta curva de nivel hacia el oriente hasta interceptar la quebrada de Chiguaza en la parte baja del Río San Agustín; por esta quebrada desciende hasta la cota 2.620 metros: toma la curva de nivel 2.620 metros en dirección norte, hasta el sitio donde se corta con la quebrada de Chiguaza. Continúa por ésta, aguas arriba hasta encontrar la desembocadura de la quebrada de Morales. Por esta quebrada sigue aguas arriba, continuando por las quebradas que captan las aguas que bajan de la Serranía de Juan Rey, hasta topar con la vía occidental de Los Pinos y Juan Rey. Sigue por esta misma vía hasta llegar al divorcio de aguas (punto más alto) del barrio Juan Rey, y de aquí torna hacia el este por el divorcio de aguas hasta la curva de nivel de 3.100 metros. Toma esta dirección norte hasta donde se intercepta con la prolongación del lindero sur de la propiedad de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá, en el tanque de Los Alpes y de aquí sigue en línea recta hasta el punto donde el lindero norte de dicha propiedad intercepta la curva de nivel 2.920 metros.

ORIENTE

Partiendo del punto en que el lindero norte de la propiedad de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá, en Los Alpes, intercepta la curva de nivel 2.920 metros; toma por esta curva hacia el norte hasta la quebrada de Ramajal. Desciende por ésta hasta la cota 2.850 metros. Toma esta curva de nivel hasta la calle 15 sur por la cual se sigue hacia el noroeste hasta donde esta calle intercepta la curva de nivel 2.750 metros. Sigue por esta curva hasta la calle 9ª sur y de este punto hacia el norte por la carretera de circunvalación. Desde el cruce actual paseo Bolívar o Carretera de Circunvalación con el Río San Francisco, sigue por dicho paseo en dirección occidental hasta interceptar la curva de nivel de cota 2.700 metros y por esta curva de nivel en dirección general norte hasta el límite sur del Barrio El Paraíso, incluído el cual, continúa hacia el norte por la misma curva de nivel de cota 2.700 metros hasta encontrar el punto de coordenadas 119.110 N y 105.800 E. Continúa en línea recta hacia el noreste hasta encontrar el punto de coordenadas 119.250 N y 105.550 E en la intersección de la calle 193 con la Carretera Central del Norte.

Parágrafo.- Áreas Excluídas:

En los Cerros de Suba, las situadas por encima de la cota 2.650 metros.
A lo largo del río Tunjuelito, la zona verde que señala en sus márgenes las áreas sujetas a inundación periódicas, a más de aquellas áreas que por rectificación del Río Bogotá sean susceptibles de embalses de amortiguación, regulación y oxidación.
Parágrafo.- Para perfeccionar los linderos enumerados en este artículo, tan pronto como el Instituto Agustín Codazzi entregue el plano completo del Distrito, ya contratado, el Departamento de Planeación y la Secretaría de Obras Públicas del Distrito demarcarán en dicho plano el Perímetro Urbano y Sanitario anteriormente descrito, amojonará los linderos y referirá los mojones a las respectivas coordenadas geográficas.

Artículo 3º.- La Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá, en coordinación con el Departamento Administrativo de Planeación Distrital determinará el acotamiento correspondiente a las zonas de inundación del Río Tunjuelito, El Salitre y el Juan Amarillo en un plazo de seis meses, a partir de la sanción del presente Acuerdo.

Artículo 4º.- Las Empresas de Servicios Públicos colaborarán en la prestación de servicios a los municipios de La Sabana de Bogotá mediante acuerdos con las administraciones municipales. Esta colaboración solo se adelantará con los municipios que cuenten con un Plan de Ordenamiento Físico. Para que las empresas adelanten esta colaboración requieren el concepto previo y favorable de la Junta de Planeación.

Parágrafo 1º.- La solicitud del servicio requerirá de la aprobación previa del Concejo del respectivo municipio y su prestación deberá ser autorizada por el Concejo del Distrito Especial de Bogotá que se atendrá para expedirla a lo dispuesto en el numeral 3 del Artículo 38 del Acuerdo 14 de 1975.

Parágrafo 2º.- La Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá deberá dar prelación en la prestación de sus servicios a las áreas del Distrito Especial determinadas en este Acuerdo.

Artículo 5º.- Los desarrollos urbanos existentes en la fecha y situados por fuera del Perímetro Urbano descrito en el Artículo 1 del presente Acuerdo, se considerarán como parte integrante del área comprendida dentro de este Perímetro, con el fin de que sean incluídos en el proceso de mejoramiento progresivo establecido en el Acuerdo 21 de 1972.

Parágrafo.- El Departamento Administrativo de Planeación Distrital, a través de la unidad de mejoramiento y coordinación de barrios, definirá cartográficamente y describirá los límites de dichos desarrollos en el término de seis meses contados a partir de la fecha de expedición del presente Acuerdo.

Artículo 6º.- La prestación de los servicios en estos asentamientos, especialmente los de Acueducto y Alcantarillado, estarán sometidos a las restricciones impuestas por las limitaciones técnicas o por el normal desarrollo de los planes de ampliación de redes de las empresas respectivas.

Artículo 7º.- Este Acuerdo rige desde su sanción.

Dado en Bogotá, D.E., a 4 de diciembre de 1975.

Publíquese y ejecútese.

El Alcalde Mayor, LUIS PRIETO OCAMPO.

El Secretario de Obras Públicas,

CARLOS E. BALÉN Y VALENZUELA.

El Director del Departamento de Planeación,

SERGIO ARBOLEDA CASAS.

El Secretario General,

JOSÉ BONILLA ROMERO

Búsqueda de contenido

Normas
diciembre, 1974

Código Nacional de Recursos Naturales Renovables y de Protección al Medio Ambiente

Este código crea tres categorías para clasificar las reservas forestales. Las clasifica como (1) productoras, (2) protectoras y (3) protectoras-productoras. Esto quiere decir que algunas reservas se creaban para fines productivos y otras sólo para proteger la naturaleza que había en ellas o, incluso, para reforestarlas y dejarlas intactas. La manera de determinar a qué categoría iba a pertenecer una reserva era con estudios ecológicos y socioeconómicos.

La categoría que se usó en en 1977, cuando se declaró la reserva de los Cerros de Bogotá, fue la de Reserva Forestal Protectora.

Documentos relacionados

Normas
diciembre, 1959

Regulación de las zonas de reserva forestal

Sale la Ley 2 de 1959. En ella se establecen los parámetros para la conservación y protección en zonas de reserva forestal y bosques de interés general. Eso incluye los recursos naturales renovables (suelos y agua, principalmente) y les exige a los que estaban explotando algunos bosques que se sometan a un plan de manejo forestal del Ministerio de Agricultura.

Documentos relacionados

Acciones judiciales
diciembre, 1919

Protección a los recursos naturales por su vocación productiva

Pero en 1919, el Ministerio de Agricultura saca una ley con el objetivo de proteger los recursos naturales, no por su valor ecológico, sino porque pueden usarse para la producción de materia prima.

Documentos relacionados

Normas
junio, 1915

Acuerdo 8 de 1915

Acá tenemos la razón por la cual el Acueducto de Bogotá es dueño de algunos predios de los Cerros Orientales. Pues, con la intención de asegurar las fuentes de agua de la ciudad, en este acuerdo se autorizó al Distrito para comprar o expropiar aquellos predios en los que nacía el agua que alimentaba el acueducto de la ciudad.

Descargue el documento completo (PDF – 1MB)

Búsqueda de contenido

Normas
agosto, 1913

El Acueducto de Bogotá compra terrenos y reforesta algunas zonas

Empecemos esta historia con un hecho feliz: mediante el Acuerdo 8 del Concejo de Bogotá, se autoriza la compra o expropiación de predios allí donde nacen las aguas que alimentan el Acueducto de Bogotá. Con ello se buscaba proteger las fuentes hídricas que tenían su origen en los Cerros Orientales.

Documentos relacionados

Acciones judiciales