El Concejo Municipal de Bogotá, con el objetivo de lograr un aumento y pureza de las aguas que abastecen a la ciudad, ordenó que el municipio de Bogotá comprara los terrenos en donde aquellas nacen. Asimismo, ordenó que la ciudad adquiriera la empresa de acueducto. Así fue como autorizó la emisión de un empréstito en nombre del municipio hasta por un millón de pesos oro.

Descargar el documento (PDF – 1.7 MB)

Búsqueda de contenido